Futuro

Futuro

Es nuestro argumento bálsamo y el que lo engrasa todo. Esto es una apuesta a futuro, hemos elegido una compañía de software solvente y con el tiempo, todo acabará funcionando bien.

Es lo que nos anima cuando nos dicen que hay actualizar las licencias de no sé qué cosa. Cuando hay que cambiar los servidores y hasta cuando nos dicen que tenemos que actualizarnos a la versión superior de la aplicación. Ahí, hasta tenemos una cierta satisfacción (somos tan grandes, tan especiales, hemos crecido tanto, que claro no es suficiente con la versión sencilla… si, si, aquella que nos vendieron y que al principio hacía de todo).

Al final aquello que adquirimos inicialmente, no nos ha durado ni dos años, en los que no ha habido narices de implementar algo con una cierta satisfacción y ahora no sabemos cómo estamos inmersos en otra instalación, más cara y más compleja. Es entonces cuando en silencio nos preguntamos ¿Y aquello era una decisión a futuro? ¿O es que debí de entender que la solución no llegaría hasta el futuro?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies